Roberto Olabe aparece durante la charla que ofreció ayer en la Federación a los técnicos guipuzcoanos. A su lado, Javier Vallejo, presidente del comité guipuzcoano.

Real Sociedad. Olabe: «Me siento frustrado»

SAN SEBASTIÁN. 15/03/2017 09:57 |0

Olabe presenta su dimisión fulminante como director de fútbol por motivos «personales»

Roberto Olabe ya no pertenece a la Real Sociedad. El hasta ayer director de fútbol blanquiazul quedó desvinculado de la entidad cuando a las 18.27 horas el club hizo público un comunicado en el que se recogía lo siguiente: «En el día de hoy Roberto Olabe ha decidido poner fin a su relación contractual con la Real Sociedad por motivos estrictamente personales y en consecuencia ha presentado su dimisión como director de fútbol del club txuri urdin. La Real Sociedad respeta su decisión y quiere agradecer su profesionalidad y dedicación prestada a lo largo de los últimos meses, al mismo tiempo que le desea lo mejor para su futuro profesional y personal». De esta manera ponía punto y final a su segunda etapa en el club, que apenas ha durado medio año.

A última hora de la tarde de ayer, tras participar en una charla para entrenadores en la Federación Guipuzcoana de Fútbol, el ya exdirector de fútbol de la Real no quiso hacer declaraciones. Se remitió al comunicado y reiteró que las razones que le han llevado a dejar el cargo son «personales conmigo mismo miesmo, no con las personas del entorno», para dejar claro que no ha tenido problemas con el resto del organigrama técnico. Al respecto, Olabe aseguró que se sentía «frustrado» tras la decisión tomada. Por último, añadió que «la Real está en un momento muy bonito».

La segunda etapa de Olabe en la Real Sociedad ha sido de lo más efímera. Su incorporación en septiembre pasado fue una apuesta personal de Jokin Aperribay para optimizar los recursos del club e impulsar los procesos de formación y rendimiento. Durante estos meses se había dedicado a recopilar información de puertas adentro a modo de auditoría para conocer el funcionamiento actual de Zubieta y tener la fotografía más precisa posible del estado de la Real, tanto en su apartado formativo como competitivo, el relacionado con los dos primeros equipos blanquiazules.

A su llegada Olabe afirmó que su objetivo era «entender los procesos que existen y mejorarlos. No busquéis nada trascendente en mí», dijo el 5 de septiembre durante su presentación en el Estadio de Anoeta. Entonces defendió el modelo de cantera de Zubieta, aunque aclaró que lo que preocupaba era «la relación entre ese modelo y el rendimiento. Nos tenemos que volcar para que ese rendimiento sea constante. Tenemos que ser ambiciosos para aspirar a más. El primero que sabe que hay que mejorar soy yo».

Desde esa fecha ha mantenido contactos con toda la estructura deportiva de la Real Sociedad, desde los entrenadores de los equipos hasta los componentes de la secretaría técnica, pasando por los responsables de formación. Necesitaba a corto plazo un periodo de observación y aprendizaje que le permitiera emitir un diagnóstico fiable de la situación deportiva. Su reto era dar un impulso a la entidad en aquellas facetas en las creía que había margen de maniobra para hacer las cosas mejor. «Más que un cambio, lo que requiere este club es darle un empujón», afirmó entonces.

El 'arquitecto' de Aspire

Aperribay se fue a buscarle a Qatar en abril pasado para aprovechar sus cuatro años de experiencia como director de la Academia Aspire, el centro de formación de deportistas más importante del país, en el que era conocido como 'Roberto, el arquitecto'. En esas instalaciones, que incluían siete campos de fútbol de hierba natural, un campo de fútbol indoor, un hospital para atender a los deportistas, 650 niños estudiando en busca de la excelencia deportiva en trece diferentes modalidades, canchas de baloncesto y una pista de atletismo cubierta, Olabe era el coordinador de decenas de técnicos y centenares de jugadores que sueñan con brillar en el Mundial de 2022 que se celebrará en el emirato. El vitoriano se responsabilizó de realizar una buena captación en edades tempranas y de implantar después una metodología de trabajo que ya ha empezando a dar sus frutos en las categorías inferiores. La selección de Catar sub-19 ganó la Copa de Asia no hace mucho y la sub-20 se clasificó por primera vez para la Copa del Mundo.

Olabe llegó a la Real Sociedad tras cuatro años al frente de la Academia Aspire de Qatar y su contrato vencía en 2019Olabe no influyó en la confección de la plantilla de la Real Sociedad en verano y tampoco ha participado en los movimientos de enero

Su fichaje había sido un objetivo del presidente blanquiazul desde que accedió al cargo en diciembre de 2008. Sin embargo, hasta hace unos meses no se habían dado las condiciones adecuadas para su regreso. Olabe ya había estado en la Real Sociedad en una primera etapa entre 1995 y 2005, en la que ejerció de portero, entrenador del juvenil, entrenador del primer equipo y director deportivo. Su salida coincidió con las elecciones en la que resultó elegido presidente Miguel Fuentes.

Ahora, doce años después de aquello, se ha encontrado con una Real bien estructurada en el fútbol formativo, que nada tiene que ver con la que dejó entonces. En ese tiempo Zubieta ha recibido un impulso importante que se ha traducido en la aparición de futbolistas de primer nivel en el último decenio como Illarramendi, Griezmann, Iñigo, Pardo, Oyarzabal y Odriozola, por citar a unos cuantos.

Al regresar a Donostia dejó una respuesta enigmática cuando se le preguntó por cuántos canteranos entendía que debía haber en el primer equipo: «Creo que el trabajo que se hace aquí es extraordinario pero hablar de números o datos no es ambicioso, no quiero que eso me pare».

Durante el medio año que ha ejercicio oficialmente como director de fútbol poco se ha sabido de las funciones que ha desempeñado. No ha concedido entrevistas ni ha realizado apariciones públicas, por lo que el aficionado no ha podido conocer sus inquietudes de primera mano. Lo que está claro es que si tenía la intención de innovar en los procesos de gestión de la parcela deportiva para mejorar su rendimiento se ha topado con una estructura rígida y consolidada en la que no era tan fácil introducir cambios.

En lo que respecta al primer equipo de la Real Sociedad Olabe reconoció en septiembre que no influyó en la confección de la plantilla, que corrió a cargo del director deportivo, Lorenzo Juarros, y del entrenador, Eusebio Sacristán. Aunque su fichaje se apalabró en abril, su incorporación no pudo materializarse hasta final de verano, por lo que su aterrizaje se produjo con la temporada en marcha.

Loren lidera desde hace nueve años una secretaría técnica que ahora integran, además, Javi Pérez, Eric Olhats y Erik Bretos, entre otros, y que cuenta con el respaldo del Consejo de Administración. Es la que se encarga de planificar a corto y medio plazo todo lo referente al primer equipo: fichajes, renovaciones...

Aunque ya estaba dentro del club, parece que Olabe tampoco participó de la decisión de no acudir al mercado de invierno y de ceder a Pardo y a Héctor al Betis y al Granada, respectivamente. Eusebio quería aligerar una plantilla con 25 integrantes del primer plantel y echar mano, en caso de necesidad, de Bautista, Odriozola o Kevin, como ha sucedido. La relación entre ambos no ha sido muy intensa, ya que el primer equipo tiene unos ritmos de trabajo diferentes a los del resto de club que tampoco favorecen su fortalecimiento. Olabe apenas ha viajado con la Real en los desplazamientos.

En el fútbol formativo Luki Iriarte dirige desde hace años el trabajo que se realiza con la base, apoyado en un grupo de colaboradores de máxima confianza cuyo trabajo ha dado sus frutos.

Noticias relacionadas

Lo más

EN CONTEXTO
COMENTARIOS

©REAL-SOCIEDAD

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración..

x