«Illarra, Zuru y Willian José son importantes, pero el estilo está por encima de quién juegue»

SAN SEBASTIÁN. 17/03/2017 06:57 |0

El guardameta argentino prevé un partido «muy duro» ante el Alavés y recuerda que cada vez que ha habido bajas «no se han notado»

En el derbi entre la Real y el Alavés de mañana en Mendizorroza (18.30 horas) Gerónimo Rulli (La Plata, 1994) tendrá la oportunidad de saludar a Mauricio Pellegrino, el técnico que le dio la oportunidad de iniciar su carrera profesional en Estudiantes. «Es un entrenador que prepara los partidos muy bien en función del rival al que se va a enfrentar», advierte.

- ¿Qué importancia tiene Pellegrino en su carrera?

- Mucha. Le debo que hoy esté aquí, cumpliendo mi tercer año en la Real y en Europa. Fue el primero que apostó por mí en Estudiantes, el que me dio mi primera oportunidad, la confianza para jugar cuando era un joven de 19 años. Siento que siempre voy a estar en deuda con él y con su cuerpo técnico.

- ¿Cómo son sus equipos?

- Pellegrino es un técnico que trabaja muy bien los partidos en función del rival al que se va a enfrentar. Sabemos que va a ser un partido superdifícil. Va a hacer lo imposible para que estemos incómodos en la cancha y nosotros tendremos que repetir el partido de la primera vuelta si queremos ganar. Tendremos en frente un conjunto que está en un gran estado de forma. Sin ir más lejos, la pasada jornada ganó en Málaga con un hombre menos. Es el equipo típico de Mauricio al que es complicado marcarle un gol. Nos vamos a encontrar con un partido muy duro.

- ¿Cuáles son sus puntos débiles?

- Es un equipo con muy pocas carencias, que todo lo que hace lo hace bien, tanto a la hora de atacar como a la de defender. La clave estará en lo precisos que estemos con la pelota y la velocidad que le demos a nuestro juego a la hora de dar pases filtrados, de hacer cambio de orientaciones. Tenemos que volver a coger esa sensación buena de estar bien dentro de la cancha.

- Mañana se enfrentan dos conjuntos que ganan más partidos fuera de casa que como locales.

- Es raro porque lo habitual es que los equipos se muestren más fuertes en sus estadios que a domicilio. En nuestro caso, los últimos partidos que jugamos fuera coincidieron con que hicimos buenos partidos, que tuvimos individualidades que sobresalieron y nos ayudaron a sumar puntos. En casa nos pasaron factura los últimos minutos de los partidos contra Villarreal y Eibar. Sin esos finales tendríamos tres puntos más. Nosotros nos proponemos llevar adelante nuestra idea de juego tanto en Anoeta como cuando nos desplazamos. Ahí es donde está la clave, en perder el miedo a jugar fuera e imponer nuestra propuesta durante los 90 minutos de cada encuentro.

- ¿Les está penalizando no ganar en Anoeta desde el 5 de febrero ante Osasuna?

- Los cuatro últimos partidos hubo muchos factores diferentes que influyeron en los resultados. Partidos con condiciones complicadas que nos perjudicaban a la hora de desplegar nuestro juego preciso. Contra el Villarreal fue el que mejor jugamos y por un error lo perdimos en el último minuto. No diría que estamos en un bache. Hemos sumado 7 de los últimos 12 puntos, estamos haciendo mejor segunda vuelta que la primera... Mientras saquemos puntos, poco tiene de importancia dónde los logremos.

- ¿Han superado la derrota ante el Athletic? ¿Cómo llegan al encuentro ante el Alavés?

- Sí, desde luego. Han pasado cinco días desde entonces, hemos tenido tiempo de descansar, de analizar lo que hicimos mal y desde el martes estamos centrados exclusivamente en lo que tenemos que hacer para ganar al Alavés.

- ¿Ve algún paralelismo con la situación en la primera vuelta?

- El partido en San Mamés nos sirvió para darnos cuenta de que podíamos errar y que podíamos pagarlo caro, pero no podíamos dejar de creer en lo que solemos hacer en la cancha: buscar la victoria a través de la posesión. Ahora ocurre lo mismo. Hemos vuelto a perder ante el Athletic y ahora tenemos un derbi diferente que nos da una nueva oportunidad.

- ¿Hasta qué punto pueden influir las bajas de Illarramendi, Willian José y Zurutuza?

- Indudablemente son jugadores muy importantes para nosotros, pero tenemos una idea y somos fieles a un estilo que está por encima de quién juegue. Cualquier chico que está en el banco está capacitado para hacerlo bien. En otras ocasiones en las que hemos tenido bajas en el once no se han notado. Estamos muy tranquilos porque sabemos que podemos confiar en los 25 que somos.

- ¿Se les atragantan los equipos que les someten a una presión alta?

- Obviamente, cada vez va a ser más difícil porque hay vídeos, el rival analiza cómo hacerte daño, pero así como ellos nos ven nosotros también les vemos a ellos. Tenemos las armas suficientes como para contrarrestar eso.

- Tras el partido ante el Alavés, habrá un parón liguero. ¿Llega en buen momento para la Real?

- Pasamos un mes de enero muy ajetreado, muy cargado de partidos que nos desgastaron mucho física y mentalmente. Jugamos contra todos los de arriba, incluso un par de veces contra algunos de ellos (Barcelona y Villarreal). Para hacerles frente nos exigimos al 120% y quizá eso nos hizo quedar un poco tocados a largo plazo. Al final, el cuerpo se resiente como en el caso de Willian José o de los compañeros que tienen que trabajar a menor intensidad durante la semana para llegar en condiciones al partido del domingo. Este parón nos va a venir bien para recuperar a la gente que está tocada, para volver a entrenar una semana tranquila, para preparar bien lo que se nos viene encima, sin urgencias.

- En ese tramo final de temporada jugarán en campos de rivales que luchan por Europa y recibirán a los que se juegan por eludir el descenso.

- En una liga hay dos cosas claras. Por una parte, tienes que jugar contra todos en todos los lugares y, por otra, si quieres llegar arriba tienes que ganar lo más posible. Es cierto que tenemos que ir a campos complicados como el Calderón, al Camp Nou, al Sánchez Pizjuán, a Mestalla..., pero estamos siendo muy fuertes como visitantes y esos equipos también estarán preocupados, saben que les va a costar derrotarnos. En Anoeta recibiremos a los que están peleando por el descenso y no podemos dejar escapar más oportunidades.

- ¿Qué le está faltando a la Real para ganar a los equipos de arriba?

- Nosotros nos preguntamos lo mismo. El año pasado ganábamos a los de arriba y perdíamos puntos contra los que estaban luchando por no descender. Este año es al revés. No pensamos en qué posición está el rival sino en hacer nuestro juego y ganar. Hay ocasiones en las que mereces ganar y no lo haces como ocurrió contra el Villarreal, y otras en las que no mereces los tres puntos y terminas sumándolos. El fútbol es así y no te pones a analizar qué te está faltando contra los más grandes, sino en que ellos también juegan y los partidos son muy difíciles.

- Desde que llegó a Gipuzkoa hace casi tres años, siempre ha hablado de Europa.

- Cuando renové y hablaba de proyecto me refería a esto. Sabemos la calidad que tenemos, el nivel de juego que podemos ofrecer y los resultados que podemos sacar. Se ha demostrado que no era descabellado pensar que podíamos alcanzar Europa. Es una pena el resultado del fin de semana pasado porque una victoria nos dejaba cerca de la Champions, pero quedan muchas jornadas e intentaremos sacar el máximo de puntos posibles. Somos ambiciosos y siempre miramos hacia arriba, nunca hacía abajo porque queremos cumplir el objetivo que nos hemos marcado de entrar en Europa.

- En este tiempo apenas ha habido cambios en la plantilla. ¿A qué atribuye el paso adelante de esta temporada?

- Hemos encontrado una identidad de juego para desarrollar en base a la plantilla que tenemos. Somos jugadores con buena técnica, de mucha calidad, nos sentimos más cómodos cuando tenemos la pelota que cuando no. Tenemos un estilo de juego con el que nos sentimos identificados y en el que confiamos a muerte.

- Este fin de semana el Atlético y el Sevilla se enfrentan entre sí y el Villarreal viaja a Las Palmas. ¿Ven una oportunidad para recuperar terreno?

- La derrota ante el Athletic me dolió por eso. Porque el Sevilla había perdido puntos y el Atlético había ganado. Si queríamos seguir enganchados ahí arriba teníamos que ganar y no lo conseguimos. Nuestros rivales se enfrentan entre ellos y tenemos una buena oportunidad para recortar distancias. Tenemos que aspirar a lo máximo. Ganar y esperar que ellos pierdan puntos.

- Están luchando por la cuarta plaza con el subcampeón de Europa y con un Villarreal que lleva varias temporadas acudiendo con regularidad a Europa.

- Hoy por hoy la liga española es la mejor competición en la que juegan los mejores jugadores del mundo. Tres equipos de la liga han alcanzado los cuartos de la Champions y uno quedó eliminado en octavos. No hay que perder de vista contra quién estamos compitiendo. Al final de temporada habrá que analizar muchísimas cosas, no solo si alcanzamos o no el cuarto puesto o lo que sea. Los aficionados se tienen que quedar tranquilos y contentos sabiendo que hemos encontrado un estilo y una identidad con la que ellos también se sienten identificados. Sabemos que es muy difícil llegar al cuarto porque harán falta más de 70 puntos, pero no perdemos la esperanza. Podemos llegar al objetivo.

Noticias relacionadas

Lo más

EN CONTEXTO
COMENTARIOS

©REAL-SOCIEDAD

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración..

x